Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle información relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.
Más información Entendido

Tecnologías que rompen las barreras sensoriales

La Organización Mundial de la Salud (OMS) afirma que un 15% de la población mundial padece algún tipo de diversidad funcional. Por ello, las tecnologías de asistencia han adquirido un papel fundamental para mejorar la calidad de vida de estas personas.

Se trata entonces de que éstas cuenten con las mismas herramientas, dispositivos y servicios que les permitan ser autónomos y desarrollar sus vidas con total y absoluta normalidad. Si bien es cierto que en un primer momento la tecnología se centró en facilidades de desplazamiento y comunicación hoy se ha dado un paso más allá para logar una mejora en la vida de las personas.

Estas son algunas de las nuevas tecnologías para personas con discapacidad visual o auditiva:

Whatscine: Esta solución tecnológica hace accesible el cine y la televisión a personas con discapacidad audiovisual. Mediante aplicaciones gratuitas para iOS y Android, desde el smartphone o la tablet, este sistema ofrece audiodescripciones, lengua de signos y subtitulado adaptado. Para disfrutar del séptimo arte, tan solo es necesario sincronizar la app con la reproducción de la película.

OxSight: Se trata de unas gafas inteligentes desarrolladas por un equipo de científicos de la Universidad de Oxford, que permiten crear imágenes de realidad virtual para personas que cuentan con una mínima visión residual. Esta tecnología consiste en una cámara que, mediante un sistema led y un software avanzado, reproduce las imágenes en unas lentes. Además, los usuarios pueden elegir el contraste con el que ven la realidad, pudiendo desde diferenciar “bultos” al caminar por la calle hasta volver a ver –caricaturizadas- los rostros de sus seres queridos.

Vibrating Wristwatch: Este dispositivo ayuda a las personas con discapacidad auditiva en uno de los actos más básicos de la vida diaria: despertarse. Para ello, este reloj utiliza unas potentes vibraciones que sustituyen al tradicional tono del despertador. Asimismo, se pueden programar otras alertas como recordatorios de citas o medicación.

Finger Reader: Con el gesto de leer ‘con el dedo’, un dispositivo creado por el MIT – Fluid Interfaces recoge textos escritos a un sistema de voz para que las personas con discapacidad visual puedan oír cualquier información. Ya sea en papel o desde una tablet, el aparato con forma de anillo cuenta con una cámara que “lee” los textos y los traduce en audio. Además, el dispositivo emite una vibración para indicar si se está registrando la línea correctamente o no.

Showleap: Este software traduce la lengua de signos a voz. Funciona con un brazalete que identifica los signos y envía una señal al software, descargable en cualquier dispositivo móvil, que permite una comunicación simultánea entre personas con discapacidad auditiva y oyentes. Gracias a Showleap, las personas con diversidad auditiva pueden realizar cualquier gestión en la administración, tener una inclusión educativa o laboral mucho mayor, según explican los creadores de la startup.