Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle información relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.
Más información Entendido

Tecnología para  triunfar en los Juegos Paralímpicos

Taiki Morii no es un empleado corriente de Toyota, además de desempeñar su trabajo de oficina, ha conseguido ganar la plata en los Juegos Paralímpicos de Pyeongchang 2018, representando a Japón. Para ello, el atleta, ha contado con el apoyo de Toyota para poder desarrollar su trineo.

El esquí sentado consiste en un asiento suspendido sobre unos esquís con el que el esquiador puede evitar los obstáculos utilizando la parte superior de su cuerpo y unos estabilizadores sujetos en las manos. Para alcanzar su ansiada plata, Taiki Morii, sabía que necesitaba mejorar sus esquís, fue entonces cuando surgió el ‘Equipo Morii’, un grupo de ingenieros de máximo nivel que han ayudado al paralímpico a desarrollar un nuevo esquí mucho más mejorado y preciso.

«En las competiciones deportivas cada segundo cuenta, y unos milisegundos pueden marcar la diferencia entre el primero y el tercero. En estrecha colaboración con mis compañeros, y con la ayuda del talento de los ingenieros de Nissin Medical Industries, tuvimos la oportunidad de crear un esquí sentado mejorado, aplicando muchos de los mismos principios que guían la creación de vehículos en Toyota, como la forma de mejorar el equilibrio y la potencia», explica Morii.

Uno de los sitios dónde se realizaron las primeras pruebas fue la estación de esquí de Nagano (Japón), allí Morii fue conectado a varios dispositivos creados por ingeniera asistida para precisar los cambios que pudieran surgir mientras esquiaba. Más tarde, en la sala de experimentación del túnel aerodinámico, los ingenieros evaluaron a Morii en 14 posiciones distintas para determinar qué técnica resultaba más efectiva para un esquiador sentado. Sin embargo, todo no acabó aquí, sino que el equipo también llevó al atleta al circuito de Fuji, dónde pudo realizar varias vueltas de la mano de Juichi Wakisaka, reconocido piloto y embajador de Toyota.

«El proyecto llevó dos años de desarrollo, y si bien al principio fue todo un reto, sirvió para reafirmar la importancia de priorizar las necesidades del cliente. Estamos muy agradecidos a todos los que colaboraron en el desarrollo conjunto», aseguraba Tomohito Enomoto, responsable del proyecto.

Gracias a la labor del equipo de ingenieros de Toyota junto con Morii, se pudo contemplar la disciplina del paralímpico de una manera mucho más clara y desde un punto de vista distinto para poder ver cómo seguir mejorando ciertos aspectos del esquí sentado. Se trata pues, de un nuevo concepto de esquí sentado al que se ha añadido un compuesto para cubrir los pies y así hacerlo más aerodinámico, reduciendo el peso y con un diseño 3 veces más rígido que el anterior.