Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle información relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.
Más información Entendido

 I Encuentro de MarketechSpain, club de directivos de Marketing de Tecnología

Marketech nace con la idea de ser un foro en el que compartir experiencias sobre temas que afectan al sector y a sus profesionales día a día. En definitiva, tiene como objetivo, escuchar, aprender, obtener ideas de otros compañeros y por supuesto hacer networking y crecer como grupo y como personas. No trata de ser la “típica red de contactos” sino una comunidad donde todos aporten y se obtengan experiencias. Compartir, aunar ideas y en esencia crear una familia marketiniana.

El primer encuentro de MarketechSpain se celebró el pasado miércoles 20 de junio en el restaurante In Zalacaín, La Finca, Pozuelo de Alarcón. Allí todos los asistentes pudimos disfrutar de la compañía, experiencia y generosidad de Eva Zaera, Digital Marketing Manager de Coca Cola Iberian Partners, con una fértil y exitosa trayectoria en compañías líderes como L’Oreal, en las que ha ocupado puestos en el ámbito del Marketing B2B y B2C y de Cristina Álvarez, Senior Leader Telecommunications and Technology, profesional de referencia dentro del mundo de las Tecnologías de la Información y miembro del Consejo de Administración de Sacyr y Aedas Homes, quienes nos contaron su visión y experiencia personal dentro del sector.

Con ellas y con los directivos de Marketing asistentes se estableció un diálogo moderado por Luis Almendro, Marketing Manager de Huawei Enterprise y Luis Miguel Rosa Nieto, Good Vibes Manager de The Excellence Net, y a continuación reproducimos algunos de los elementos más destacados de este fantástico intercambio de ideas, planteamientos y experiencias.

La tecnología y todo aquello relacionado con lo digital ha cambiado de forma vertiginosa y acelerada. Actualmente existen nacientes “roles digitales”, aun cuando no todos los negocios están adaptados a ello o embarcados en este viaje de transformación; así vemos que existe una brecha digital en función de diversos aspectos como liderazgo de la Dirección, claridad y consistencia a la hora de establecer estrategias y objetivos empresariales, así como políticas y modelos de retribución y recompensa orientados a estos objetivos

Esta transformación digital no trata de hacer apps o mejorar la interfaz de las páginas webs, este ‘viaje’ hacía lo digital es mucho más largo y profundo, pero también enriquecedor y generador de nuevas líneas de negocio y actividad para las compañías.

Por ello, en aquellas organizaciones donde existe una falta de consistencia y alineamiento, se hace primordial conocer que lo digital es una parte más de la estrategia de la compañía, es un canal más. Se trata de una manera más, igual que cualquier otra, de abordar entre otros aspectos, una estrategia de marketing.

Cuando lo digital se integre en cada una de las partes del negocio y no existan departamentos específicos para lo digital, entonces podremos realizar una reflexión seria y comprometida para definir objetivos reales y digitales en nuestras compañías.

Para ello es necesario que la transformación esté apoyada en los líderes de las empresas, en un movimiento comprometido, continuado y que debe tener un componente inicial “top – down”; así tiene que existir una alta implicación de la dirección ya que es fundamental que todos los tripulantes del barco se dirijan en esta misma dirección.

Las redes sociales también juegan un papel muy importante en este sentido puesto que se han convertido realmente en un canal más como medio de comunicación; sin embargo, cada compañía, cada sector y más concretamente para cada estrategia de producto o servicio, se debe evaluar si las redes sociales genera ROI para la empresa. En definitiva, son un canal en el que la empresa está expuesta y los empleados son parte de ella, quizá más adecuado para estrategias de marca que de producto.

Por ello las redes sociales tienen el objetivo de demostrar la coherencia de la compañía como marca y monetizar generando una política de eficiencia.