Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle información relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.
Más información Entendido

El Plan de Transformación Digital para empresas entrará en vigor en enero de 2018

El Gobierno de Castilla-La Mancha está trabajando en el Plan de Transformación Digital para autónomos, emprendedores y sobre todo para pymes. Así lo ha indicado la consejera de Economía, Empresas y Empleo del Ejecutivo regional, Patricia Franco, en el marco de la inauguración de unas jornadas sobre transformación digital que ha organizado el Banco Sabadell en Albacete, donde también ha dicho que está prevista su puesta en marcha en enero de 2018.

El Plan va a tener un enfoque unificador y de ordenación de todas las políticas relacionadas con la digitalización, tanto a nivel regional como nacional y europeo. Además, va a incluir nuevos programas en colaboración con aquellas empresas que son potenciales receptoras de este tipo de apoyos mediante grupos de trabajo, con el objetivo de ser los más fieles posible a la realidad del empresariado, a las necesidades concretas de las empresas y a su situación del día a día en esta materia.

El Plan de Transformación Digital pretende ser una estrategia de mejora de la competitividad de las empresas castellano-manchegas en un entorno global de economía digital a través de la incorporación de nuevas tecnologías y de talento digital con la finalidad de mejorar los procesos internos, la competitividad y la innovación en las empresas.

En opinión de Patricia Franco el eje central de la transformación de las empresas hoy está en la incorporación de las tecnologías a los procesos, a los modelos de negocio y a la gestión empresarial. A este respecto ha indicado que el último informe de COTEC pone de manifiesto como el conjunto de la Unión Europea invierte un 25 por ciento más en I+D que al comienzo de la crisis, mientras que España invierte un 10 por ciento menos. “Desde el punto de vista regional, en Castilla-La Mancha tenemos margen de mejora aunque hay algunos indicadores bastante esperanzadores como el que sitúa el gasto en I+D del sector empresarial junto a las regiones punteras del país”, ha apuntado la responsable económica de la región.

“Creo que la progresiva transformación digital de las empresas es uno de los factores que está contribuyendo a la recuperación económica, que se ha traducido en el aumento del PIB e incremento del empleo en 2016 con respecto al año anterior, también al incremento de la productividad empresarial y al crecimiento de la internacionalización” ha dicho Patricia Franco, convencida de que la digitalización es un asunto transversal que genera beneficios, tanto a nivel interno, como de cara al ciudadano y la mejora de la gestión.

Además, se ha mostrado convencida de que el Gobierno también puede mejorar su eficiencia gracias a la digitalización. A este respecto ha recordado el Plan de Simplificación Administrativa del Gobierno de Castilla-La Mancha que va a permitir agilizar la interacción entre ciudadanos, empresas y administración, “y nos va a permitir a su vez a nosotros mejorar nuestra eficiencia”, ha concluido.