Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle información relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.
Más información Entendido

Domótica, un futuro espectacular y un campo clave para desarrollar la ciberseguridad

El internet de las cosas (IoT en inglés), es el término utilizado para designar la conexión de los objetos cotidianos a internet. Desde persianas, neveras, iluminación, calefacción y hasta cerraduras o puertas son objeto de la impetuosa llegada de la tecnología a nuestras vidas. Además, este hecho se acentúa gracias a la llegada a España de asistentes virtuales como Amazon Alexa o Google Home.

La mayoría de los dispositivos de domótica utilizados por los españoles son, en su mayoría, sistemas de seguridad, especialmente de vigilancia. Sin embargo, el conjunto de los jóvenes muestra interés en equiparse en un futuro con otro tipo de dispositivos relacionados con la domótica. Según datos de manoamano.es, quien ha realizado un estudio entre sus usuarios para conocer el grado de implantación de la domótica, el dinero invertido por los españoles en este tipo de tecnología ha aumentado considerablemente durante los últimos años. Si bien en 2015 el gasto medio de los españoles rondaba los 40 euros, en 2017 superó los 70 euros, además, como dato curioso, este año el gasto se ha disparado hasta alcanzar los 100 euros de media.

Los dispositivos de domótica más deseados difieren según la edad de los potenciales consumidores, si bien para los jóvenes es preferible disponer de sistemas que controlan la calefacción y luz para poder así ahorrar costes, para las personas de mediana edad es más adecuado disponer de una casa completamente segura. Finalmente, para los mayores de 65 años la importancia recae sobre la accesibilidad en puertas y ventanas inteligentes.

Para los españoles, la domótica es aún un mundo por descubrir. Aunque la mayoría considera que se trata de una tecnología segura, siguen surgiendo ciertas preocupaciones por el uso de los datos. Además el precio es otro hándicap a superar puesto que implantar un completo sistema de seguridad no resulta del todo barato.

Toda esta nueva innovación hace que, utilizados de forma correcta, la seguridad de los hogares aumente de forma considerable. Sin embargo, también se debe prestar una gran atención a la domótica y conocer los riesgos y amenazas de ésta. Es por ello que la solución pasa por aumentar la prevención con la implantación de medidas básicas así como la actuación activa de la Unión Europea que apruebe normativas que obliguen a las compañías a hacer productos más seguros.