Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle información relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.
Más información Entendido

Big Data para evitar la saturación del turismo

El turismo supuso en nuestro país unos ingresos de 60.000 millones de euros en 2017, según datos del Banco de España. ¿Se puede mejorar la competitividad de las empresas de este sector al tiempo que se consigue un turismo más sostenible? Sí, aplicando metodologías de Big Data. Así al menos lo propone in2destination, una empresa bilbaína que trabaja con pymes, grandes empresas y organismos oficiales.

La empresa recoge desde 2016 datos de diversa índole y de varias fuentes públicas. Hay clientes que deciden analizar otros datos «que ellos mismos han adquirido de fuentes como telefonía, banca o vía sensores», explica Nagore Espinosa, CEO de in2destination.

Estos datos deben ser, como en todo proyecto de Big Data, filtrados de manera que solo se tengan en cuenta aquellos que realmente aporten un valor. Según Espinosa -que defiende la toma de decisiones basada en datos-, lo primero que hay que hacer es hablar con el cliente. «Estudiamos su caso y detectamos las principales preguntas que son clave para cada uno de ellos». Algunas de estas preguntas las conoce el cliente, pero otras no. «Ahí es donde radica gran parte de nuestro trabajo. Esto es fundamental para luego identificar las metodologías de trabajo y las fuentes necesarias para obtener las respuestas»…

La responsable remarca que es importante tener claro que la tecnología es un medio, no el fin. «Dependiendo de las preguntas a ser respondidas, la metodología a usar será tradicional, tecnológica o una combinación de ambas», detalla. «El objeto de nuestro trabajo no es medir por medir, sino medir para actuar en consecuencia. Nuestro trabajo no acaba con el informe que entregamos al cliente con los datos que hemos recabado, analizado e interpretado: lo importante es que sirva para implementar una planificación estratégica dentro de los equipos que gestionan destinos, recursos o empresas turísticas. Por eso, damos formación y desarrollamos estrategias para la consecución de los objetivos planteados».

España es un país de pymes pero la tecnología Big Data no siempre es accesible para ellas. En cambio, Nagore Espinosa defiende que sí. Asegura que, en función de la envergadura del proyecto, las propuestas varían para que se adapten al tamaño de la empresa. Pero, además, dice que «el sector turístico acoge a algunas de las empresas más innovadoras y grandes del mundo, pero también a otras cuyo foco es el desarrollo del territorio local». De hecho, en in2destination trabajan tanto para la Organización Mundial del Turismo de Naciones Unidas (OMT) o la autoridad nacional de turismo de Irlanda, y para regiones como Almaty, en Kazajistán o micropymes.